Juventud Rebelde
Un sugestivo proyecto capitalino promueve desde hace cuatro años los llamados Juegos Florales - Juventud Rebelde