Juventud Rebelde
La principal disputa entre los dos países que un día formaron la mayor nación africana son las enormes riquezas petroleras asentadas en fronteras sin delimitar - Juventud Rebelde