Santiago Siri
Realmente, el iPhone es muy parecido a un organo artificial.. es un hígado social... la punta de flecha en el vector existencial que nos une